19 mayo 2011

Medallones de merluza gratinados sobre nido de trigueros


Esta receta de medallones de merluza gratinados sobre nido de trigueros son literalmente el resultado de mi mente cuando me meto en la cocina, mi mente "diseña", me doy cuenta que no cocino, sino que "creo", "invento", "improviso" y cuando llegan los platos a mi mesa son, modestia aparte, "toda una obra de arte".
Cuando somos mas pequeños o jóvenes, no valoramos la presentación de los platos, lógicamente nuestras madres tenían cosas mejores que hacer que decorar cada plato que ponían en la mesa entre el termino de las clases y el comienzo de las actividades de la tarde ... nos ponían el plato de lentejas y listo.

Por suerte en mi casa no hemos tenido nunca problemas para comer, nos gusta todo y no necesitamos que nos lo pongan bonito o nos lo disimulen, o lo rebocen, empanen, llenen de ketchup o tomate frito para comer cualquier cosa.
Pero a mí me encanta decorar mis platos, me saben mejor, mas ricos, los disfruto más y sobre todo me entran por los ojos, que dicen que es uno de los principales sentidos a la hora de comer, de ahí la expresión "¡comes con los ojos!"...
Al igual que la decoración del plato o la taza del café, a mi no me sabe igual la misma comida servida en un plato antiguo "tipo duralex" de cristal, que en un plato cuadrado o rectángular de los modernos que hay ahora.
A la hora del café me dicen que soy "rarita", cuando voy a un bar y  me ponen el típico café en vaso de caña, pongo cara de poker y me pregunto -¿he pedido una caña o un café?- creo que por defecto deberían ponérmelo en taza, ¿que tal estaría si nos sirvieran una caña en taza de café? no sé, creo que es incongruente, pero bueno y además si le dices que te lo cambie a una taza, encima te ponen cara como diciendo -¡¡si el vaso es lo normal, debería habérmelo dicho antes...es que nosotros siempre lo ponemos así...!! Sin comentarios... Juzgar vosotros mismos si soy "rarita".
Bueno que empiezo con la receta, toda esta introducción es para presentar el plato de hoy, no tenía previsto meterla en Lacajita, pero me quedó tan vistosa y rica que he decidio hacerla un hueco.
Tenía para cenar unos medallones de merluza y como ya sabéis no me conformo con hacerla "a la romana", buscando ingredientes por la nevera tenía: unos espárragos trigueros, jamón serrano, tomates, mahonesa y unas gambas (de las peladas que venden congeladas en bolsa) así que manos a la obra y en sólo 2 minutos preparé unos "pinchos" de merluza rellenos de jamón serrano y una rodaja gruesa de tomate que aderecé con un poco de orégano, coroné con dos gambas y al horno de 10-12 minutos mientras se hacían los espárragos a la plancha.


Cuando los pinchos estuvieron listos les añadí encima una cucharada de mahonesa a cada uno y puse el horno en posición grill para gratinar hasta que la mahonesa tomara un colorcito doradito.


Tras 5 minutos emplaté (esta parte fué la mas divertida) de esta manera:


Y como veis un plato muy colorido y llamativo.
¿A que no hubiera sido igual si simplemente lo rebozo o lo hago a la plancha?
¿Y si encima lo presento en una plato de duralex? je, je ...
¡¡Tuvo mucho éxito!!

3 comentarios:

  1. Hasta en eso somos parecidas. El recipiente en el que se sirve una bebida o una comida es muy importante, al igual que la presentación

    ResponderEliminar
  2. una presentación de diez!! lo bien que hace a la vista...bexinos

    ResponderEliminar
  3. Primero te dire que no eres rarita en cuanto al café, yo que no soy excesivamente cafetera, pero me fastidia que me lo den en vaso, pero ya sabes como dicen que la mayoria.........en fin, en una buena cafeteria nunca te lo dan en vaso.
    Bueno y ahora a la receta, me ha gustado mucho , la presentacion preciosa, asi que me la llevo para una proxima vez en mi casa, bsss. Sefa

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!