03 mayo 2011

Tarta fondant Antonia


Este año el cumpleaños de mi suegra ha coincidido en el mismo fin de semana que el día de la madre. Ha criado 8 hijos y como buena matriarca le gusta hacer celebraciones, comidas… tener a toda su familia cerca y cuanta más gente mejor.
-¡Voy a organizar una barbacoa para este fin de semana, os espero a todos a comer!
Perfecto, tenía 2 días para pensar el diseño y los sabores que llevaría mi tarta fondant dedicada a ella.
Pero... lamentablemente mi suegra no está ahora en su mejor momento y canceló la comida. 
-Dá igual- pensé, yo se la voy a hacer y se la llevamos aunque sólo sea para tomar un café con ella y darle un beso, ahora mas que nunca necesita sorpresas y alegrías y saber que nos acordamos de ella y que aunque esté malita sigue cumpliendo años ...

Me puse manos a la obra, y cómo me dice Elena -¡estas loca!- iba a preparar una tarta de dos pisos, uno mas ancho para la base y otro mas pequeño para el primer piso, coronada con un gran lazo rojo con espirales y una rosa blanca.
Preparé el bizcocho base de chocolate y lo rellené con chocolate, frambuesa y fresas naturales en rodajas, de momento sin problemas. Preparé el segundo bizcocho, esta vez uno de yogurt de fresa, el bizcocho 1, 2, 3, el de toda la vida. Que rico me salió también, aunque creo que lo saqué muy pronto, estaba demasiado esponjoso y blando y tuve ciertos problemas para desmoldar y sobre todo para cortarlo con la medida adecuada, pero al final yo gané la pelea, además estaba exquisito.


Comencé con el fondant: el bizcocho base no me dió problemas, lo cubrí con blanco y puse una cinta roja alrededor, decoré con unos motivos rojos de unos moldes que tenía y barnicé con almíbar con ayuda de una brocha de silicona (agua con azúcar).


Mi odisea comenzó con el bizcocho de yogurt, estaba tan blandito y esponjoso que me pasó lo mismo que a Elena con su tarta Pez, se me desmoronaba, decidí no tocarlo demasiado y comenzar a cubrirlo con el fondant, que disimularía las imperfecciones.
Mi primer problema comenzó cuando el fondant no se pegaba al bizcocho y quedaba suelto, no conseguía hacerle la forma, decidí ponerle la cinta roja alrededor a ver si con eso conseguía algo, bueno, no salió mal del todo pero no quedó liso, parecía un sombrero abollado ...


Bueno, como voy a ponerle un gran lazo no se notaría demasiado.
Leí que los lazos había que prepararlos con una servilleta en medio para darle la forma hasta que secaran, las espirales ponerlas alrededor de algo redondo y esperar también a que se sequen... pero atención deben enrollarse alrededor de algo que no tenga nada en los extremos para luego poder sacarlos, yo tuve el fallo de enrollar dos de ellos en cucharas de madera que tenían mango, no pude usar esos. Y haremos un círculo que hará de base del lazo.


Confeccioné la rosa blanca que coronaría mi estupenda tarta.


Monté los adornos, no sin dificultad, además cuando barnizaba con almíbar sobre el color rojo, escurría una lágrima de este color sobre el blanco que tenía que estar limpiando con mucho cuidado, y la verdad es que se me pringó un poco.
Y "ces't fini" este fué el resultado:


Mi objetivo resultó como me esperaba, y no me refiero a la confección de la tarta, que también estoy muy contenta, sino a alegrar un poquito a mi suegra, se le pusieron los ojos como platos y no sabía qué decir, no le salían las palabras, y según se iba incorporando familia a la reunión iba cayendo la tarta a pasos agigantados. Y decir que la idea de rellenar con las fresas naturales le dió un toque muy refrescante. ¡Apuntadlo!

6 comentarios:

  1. A la vista es muy llamativa, y por lo que cuentas tenía que ser jugosa. Para evitar problemas con el desmigado, no nos va a quedar más remedio que hacer siempre los bizcochos el día anterior. ¿Pero te das cuenta el avance que hemos tenido en dos meses? ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Debes querer mucho a tu suegra, es una tarta muy bonita y para un dia muy especial.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto espectacular y lo que mas le gustaría el detallazo de la tarta cocinada por ti con tantísimo trabajo y cariño
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Puedo dar fé del avance de Nieves en las tartas fondant, primero nos sorprendió a la familia con la tarta R2D2 de nuestro sobrino Pablo y el otro día con la super tarta para Antonia. El aspecto era ESPECTACULAR, el sabor, DELICIOSO, el toque de las fresas naturales junto con la láminas de chocolote crujiente ummmmm...!!!!!!!!! Estoy desando organizar otra comida familiar para ver con qué nos sorprende esta vez..........

    ResponderEliminar
  5. Que chula te quedo la tarta, y la sorpresa que se llevó tu suegra, eso no está pagao con na, enhorabuena.
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Que bonita es, a ver si aprendo a hacer las rosas que se me da más mal.....

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!