19 junio 2011

Las cosquillas JUA, JUA, JUA

Todas las mañanas en cuanto me levanto pongo la radio, Europa Fm, me encanta levantarme con buen humor y el programa de Cárdenas me pone las pilas para todo el día, sobre todo la canción que suena en cada señal horaria escúchala haciendo clik sobre la letra:

¿A que anima?
Pues cuando bajo al garaje voy lanzada para llegar rápido al coche y volver a sintonizarlos para seguir, además ponen muy buena música... pues bien voy al grano que me piro.



La otra mañana hablaban de las cosquillas y me sentí tan identificada y me pareció tan curioso lo que contaban que me he decidio a meterlo en La cajita para compartirlo con vosotros a ver que opinais.
Os introduzco un poco en el tema:
¿Porqué nos hacen reir las cosquillas?
¿Os habéis fijado que sólo nos reímos si nos hacen cosquillas personas que conocemos?
¿Porqué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las cosquillas normalmente las tenemos en zonas que habitualmente no tocamos ni nos tocan: rodillas, axilas, plantas de los pies ... Este es un dato fundamental.

El resto de las partes del cuerpo están, podemos decir "acostumbradas", a roces o tocamientos y no son tan sensibles, me explico:
Estas zonas que podemos llamar "de la risa" están siempre en reposo y cuando las tocas digamos que se ponen en alerta y responden pero de varias formas:
- Si nos hacemos cosquillas a nosotros mismos, NO se ponen en alerta, lógico, saben que somos nosotros mismos.
- Si nos hace cosquillas un extraño, tampoco responden, el cuerpo es reacio a esa persona y no se inmuta, está en reposo.
- Sólo nos reímos cuando nos hace cosquillas alguien conocido y que además nos cae bien, el cuerpo reacciona de la siguiente manera:
Al realizar el tocamiento la zona se pone en alerta pero inmediatamente reacciona relajándose (al saber que conocemos a esa persona y que confiamos), produciendo la sensación de "cosquilla" seguido por el acto de la risa (este ciclo se hace en milisegundos) y cuanto mas nos hacen cosquillas, mas nos reímos, porque el cuerpo se pone mas alerta "sabiendo que vienen mas y mas" y se tensa más, por lo que la "destensión" cada vez es mayor y la risa también, hasta "saltar las lágrimas".

Yo no suelo tener cosquillas, es muy difícil producírmelas y creo que sólo me las ha "sacado" una persona... cuyo nombre me lo guardo para mí y que se dará por aludida si lee esta entrada.
¿Y vosotros?

5 comentarios:

  1. Pues yo si soy cosquillera, aunque me pone muy nerviosa que me hagan cosquillas, tengo por aquí cerca uno que en cuanto me descuido ¡zas!. A mí también me gusta hacerlas, pero como bien dices, a la gente cercana, aunque al susodicho me cuesta. (Elena)

    ResponderEliminar
  2. Chicas!!!, que risa!!!!
    Pues yo no se si un extraño lograria hacerme cosquillas porque no suleo dejar que me las hagan...pero setria cuestion de pedirselo a alguien!!...mas que nada por saber..:)
    Me ha encantado vuestro post..si es que sois geniales!!!
    feliz domingo guapetonas!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Simplemente paso a saludar y devolveros la visita. Un beso. Desde Lazy Blog

    ResponderEliminar
  4. Que historia mas curiosa ........ de todas formas el lunes es muy mal dia, con cancioncita o sin ella pero hay que llevarlo lo mejor posible.

    ResponderEliminar
  5. Chicas, gracias por pasor por mi blog y apuntaros al sorteo, me quedo por aquí a ver vuestras creaciones y a leer vuestras historias.

    Besinos

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!