26 julio 2013

Huevos Benedict


Los huevos Benedict que os presento son un plato típico del desayuno o brunch inglés, su origen no está muy definido, hay varias historias pero con la que me quedo es con la del millonario corredor de apuestas un poco borrachín que cuando se alojaba en el lujoso Waldorf Hotel pedía que le hicieran este plato en sus mañanas de resaca, se llamaba Lemuel Benedict y al final el hotel lo implementó en su carta.

En mi última escapada a Londres los probé, casi en las mismas condiciones que Lemuel, jeje... y os digo que es un reconstituyente perfecto acompañado de un buen batido de frutas.
Normalmente lleva bacon en lugar de salmón, pero en el restaurante que estuvimos existían las dos opciones y os digo que con el salmón resulta mucho mas delicioso.

Ingredientes para 4 personas:

- 4 huevos
- 4 rebanadas de pan de molde
- 4 lonchas de salmón ahumado
- Espinacas
- Salsa Holandesa o amostazada









Preparación:

Ponemos a cocer los huevos hasta quedar tan solo como pasados por agua (esto es muy importante, a mi se me pasaron un poco)
Y tostamos el pan en un tostador.


Preparamos la salsa Holandesa haciendo una mahonesa con mostaza de Dijon.
Reservamos.


Cortamos las rebanadas de pan en círculos y emplatamos encima de las espinacas extendidas en una fuente apta para horno. 


Colocamos encima de cada pan una loncha de salmón, el huevo y cubrimos generosamente con la salsa Holandesa.


Gratinamos unos 10 minutos hasta que doren.


Un entrante o una cena sencilla y riquisima y si os atrevéis un buen desayuno como hacen los ingleses.






El interior debe quedar líquido, por eso os digo que a mi se me pasaron un poco :-(


10 comentarios:

  1. Qué ricos! Uno de mis caprichos en vacaciones es desayunar, me chifla y no puedo hacerlo por las prisas del trabajo, me los apunto ya para uno de ellos. Me parece estupenda la receta... Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En vacaciones es el mejor momento, sin prisas y con hambre puedes preparar un desayuno tardía delicioso.
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  2. Me encantan los huevos a la benedictine con la salsa holandesa y el salmón que combinan a la perfección es una gozada comerlos!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente se sirven con bacon, pero en el restaurante donde yo los comí en Londres podías elegir también el salmón y me gustó tanto que no los quiero de otra manera.
      Besos
      Nieves

      Eliminar
  3. Es uno de los platos preferidos de Tamara. Yo siempre los he hecho con salmón o con jamón serrano, pero esto último porque soy fan y con el huevo escalfado.
    ¡Qué hambre me está entrando! ;)

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  4. Curioso el origen de estos huevos. Hay que ver que la pintaza que tienen y que yo nunca los he probado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre hay varias versiones de la historia, pero esta tan original y curiosa es la que mas me gusta.
      Nieves

      Eliminar
  5. La pinta no puede ser mejor, esto hay que probarlo yaaaaa. besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los huevos así! Te han quedado super ricos con ese salmon! Ideales! No conocía la historia, es graciosa, jejeee!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El salmón aporta un sabor excepcional, si no los has probado así ya estas tardando.
      Nieves

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!