12 septiembre 2012

Empanada de ricota, lomo y pimientos


Me gusta la versatilidad de las empanadas. Al igual que las pizzas, admiten todos los ingredientes que se nos ocurran, pero a diferente de estas se pueden comer tanto en frio como en caliente. Ya se que muchos diréis que una pizza fria se puede comer, si claro, mi hijo se comía los restos de pizza cuando llegaba a casa de madrugada, pero a esas horas se podía comer lo que fuese.

Debemos el origen de este plato a los árabes. Para las largas travesías del desierto, preparaban este plato que era facilmente transportable. Cuando los árabes entraron en España, la empanada se quedó como plato popular, aunque por los versos de Quevedo, los rellenos no siempre debían de fácil comprobación:

 “Con poco temor de Dios
pecaba el pastel de a cuatro
pues vendía en traje de carne,
huesos, moscas, vaca y caldo”

La empanada, que no es más que una masa rellena, como he dicho antes está igual de rica recién sacada del horno o consumida al día siguiente, incluso esta que lleva en su interior queso ricota.


Ingredientes:

2 láminas de hojaldre
250 gr. de queso ricota
2 pimientos rojos
2 pimientos verdes
1 cebolla
400 gr. de cinta de lomo
Aceite de oliva
Sal
1 huevo (para pintar)





Preparación:

Cortamos la cebolla en juliana y los pimientos en aros. Ponemos aceite en una sartén y hacemos la cebolla y los pimientos a fuego lento, hasta que la cebolla transparente. Añadimos un poco de sal. sacamos y reservamos.

Pasamos el lomo cortado en tiras por la sartén vuelta y vuelta. En un bol mezclamos el queso ricota con el lomo y las hortalizas y reservamos todo.


Extendemos la mitad de la masa de hojaldre, dándole la forma deseada. Cubrimos una parte con la mezcla anterior sin llegar al borde. En la otra mitad dejamos un agujero para que haga de chimenea al cocer la empanada. Podemos pincharla, darle unos cortes, o hacer una pequeña forma. Sellamos los bordes con cuidado para que no se salga el contenido. Con la masa sobrante (si hemos hecho algún recorte), decoramos. Batimos el huevo y pintamos la superficie.


Ponemos la empanada en una bandeja de horno cubierta con papel manteca o una lámina de silicona para evitar que se pegue. Honeamos durante 15' a 220º, siempre previamente precalentado.


En frio, en caliente...


 Para llevar al campo o a la playa...


 para una cena informal...


 ¡Ummm! Rica, rica


Bon Appétit





10 comentarios:

  1. no conocia esta receta y se ve deliciosa, bicos

    ResponderEliminar
  2. ¿empanada fría? ¿pizza fría? llegando por la noche a las tantas con un hambre voraz.... yo como tu hijo, es cuando mejor me sabían ;-)

    ResponderEliminar
  3. me encanta con la ricota!

    http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/

    Besis

    ResponderEliminar
  4. Qué deliciosa combinación y qué preciosa quedó la empanada!!! Son acierto seguro en la mesa, gusta a todos!!!

    ResponderEliminar
  5. Esta combinacion es muy buena y la anoto...me encanta y a mi Triana cuando se la prepare nos aplaude....!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Desde luego que es un relleno de lujo
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Yo me como la pizza fría a cualquier hora!! La empanada estupenda, un relleno fabuloso. Besiños.

    ResponderEliminar
  8. Te doy toda la razon, a mi tambien me encantan las empanadas, esta te ha quedado genial.

    ResponderEliminar
  9. Quñe delicia de empanada! con esos ingredientes se ve estupenda..tomo nota! un besotee

    ResponderEliminar
  10. Madre mia que empanada que relleno, me ha encantado, me llevo la receta por que las empanadas son mi locura y esta no la conozco. Besicos

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!