01 junio 2012

Pan de molde de leche y canela con naranja confitada


Os presento mi primer pan de molde, tenía muchas ganas de preparar uno y creo que el resultado ha sido genial.
Yo soy asidua consumidora de tostadas, cada mañana me preparo mi café con leche, muy, muy caliente y una tostada con mermelada, me gustan los sabores de fresa o ciruela y para diario la consumo "diet", ya sabéis hay que cuidarse, pero cuando llega el fin de semana me doy el caprichito. Suelo levantarme pronto para hacer algún bizcocho, galletas o magdalenas con bastante mas contenido calórico claro, pero un día es un día... y este domingo me decidí por fin a preparar pan de molde, la combinación de sabores no es casual, la canela y la naranja son ideales como desayuno, de hecho un buen zumo de naranja y un toque de canela en el café son mi debilidad.


En este caso nos podemos ahorrar la mermelada, os aseguro que no necesita añadirle nada mas porque su propio sabor es tan rico que por sí solo está de muerte. ¡Probadlo!!

Ingredientes:
- 400 gr. de harina
- 265 ml. de leche
- 120 gr. de azúcar
- 8 gr. de sal
- 1 sobre de levadura de panadería
- 1 rama de canela
- canela en polvo
- cortezas de piel de naranja
- naranja confitada









Preparación:

Primero infusionamos la leche con el azúcar, la ramita de canela y las cortezas de cáscara de naranja,  ponemos a calentar en una cazuela y llevamos a ebullición, apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar durante 5 minutos.


Mientras mezclamos la harina con la sal y la levadura...


... escurrimos la naranja confitada y la colocamos en el centro del bol de harina en la que habremos hecho un pocillo y que añadiremos también la leche infusionada habiendo retirado previamente las cáscaras de naranja y la ramita de canela.


Mezclamos con ayuda de un cucharón de madera...


... nos quedará una masa algo pegajosa por lo que aceitaremos y harinaremos otro bol donde reposará hasta doblar su volumen al menos 1 hora tapado con un paño húmedo en un lugar cálido, yo lo meto al horno a 50º.


Una vez listo amasamos y quitamos el aire sobre una mesa enharinada...


... damos forma alargada y engrasamos el molde en el que hornearemos y de nuevo dejaremos reposar otros 45 minutos de la misma manera que antes...


Con el horno precalentado a 200º coceremos 25 minutos con calor arriba y abajo.
Una vez listo dejamos enfriar, desmoldamos y espolvoreamos por la superficie con canela en polvo.


Un desayuno para toda la familia...




... cortamos con cuidado en rebanadas y podemos guardar en una bolsa bien cerrada en la despensa manteniéndose fresco al menos 4 días...


¿Quién se apunta a desayunar?





¿Un mordisquito?




¡¡Jugoso, jugoso y un sabor excepcional!!


8 comentarios:

  1. Me encanta, una receta con mucha personalidad.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy de tostada, aunque me tiro mas por el tomate y aceite que por la mantequilla y mermelada, pero este pan con saborcito a naranja me ha dejado con las ganas de una rebanadita.
    Bss
    Elena

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo me apuntaba a desayunar, qué bien os ha quedado.
    Me creo eso de que está rico sin más, y también con un chorrito
    de aceite.
    Para comérselo todo

    ResponderEliminar
  4. Se ve muy esponjoso y ha de quedar muy aromático.
    Muacs

    ResponderEliminar
  5. Nunca he preparado pan integral. el toque de la naranja y la canela me encanta. Me imagino el aroma mientras los horneabas
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Pues para nada parece que sea el primero, por que te ha quedado precioso de verdad, y tiene que estar de muerte con esa canela y esa naranja confitada, me ha gustado muchisimo. Besicos
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Me has recordado que hace tiempo que no hago pan de molde. Este con naranja debe estar estupendo. A mí por lo menos me gusta.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. q rico,nunca hice pan de molde.a ver si me animo

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!