19 noviembre 2012

Mejillones belgas


Hasta hace bien poco, no sabía que en Bélgica se consumiesen tantos mejillones. Ha sido con la proliferación de tabernas y cervecerías belgas, cuando he descubierto que los mejillones son uno de los principales platos de la gastronomía de este país.

La manera más habitual que tienen de preparar los mejillones, es cociéndolos en grandes ollas con apio, zanahorias, cebolla y pimienta, pero cuando me he tomado una cervecita en uno de esos locales, siempre me he decantado por los preparados con una salsa blanca, que por el gusto me ha parecido elaborada con vino blanco y nata.

Esta receta es una interpretación de lo que a mi entender lleva esa salsa, a la que le he añadido el jamón serrano, porque es una de mis debilidades.

Si podemos comprar unos buenos mejillones, mejor. Sino podemos usar unos congelados. El resultado no es igual, pero con esta salsa no se aprecia excesivamente.


 


Ingredientes:

500 gr. de mejillones sin cáscara
200 ml. de nata liquida
1 vaso de vino blanco
100 gr. de jamón serrano
1 cebolla mediana
perejil
Aceite de oliva




Preparación:

Como he dicho antes, si tenemos los mejillones frescos, lo primero que hay que hacer es lavar bien las valvas de los mejillones, quitando todas las "barbas" y lapas. Luego se meten en agua salada con una hoja de laurel hasta que se abran.

Pero como yo los he comprado congelados, me salto todo el paso anterior. Picamos la cebolla y la rehogamos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos el jamón picado en cuanto empiece a transparentar la cebolla y le dejamos 2' moviéndo continuamente para que no se queme la cebolla.


Añadimos el vino blanco, dejamos que se evapore el alcochol e incorporamos los mejillones.


Dejamos hacer 5' antes de poner el perejil y la nata

Otros 5' y ya tenemos listos nuestros mejillones.


Una plato que podemos reducir su poder calórico sustituyendo la nata por nata baja en calorias.




Bon Appétit

9 comentarios:

  1. Tienen una pinta deliciosa. Me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Una pinta riquísima, cuando estuve en París a mi también me sorprendió el consumo de mejillones, pensaba que sólo éramos forofos de ellos aquí en España, pero por lo visto no somos los únicos, aunque hay que reconocer que no tienen nada que ver con los nuestros, besos
    Sofía
    Milideasmilproyectos

    ResponderEliminar
  3. Que rico plato, estos Belgas se saben cuidar ¡¡como nosotros!!
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Esta es de nota...a mi me encantan los mejillones y esta la desconocia has hoy...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Los mejillones me encantan a la crema , buena idea lo de españalizarlos con el jamóncito muy nuestro
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  6. No conocía este plato, ni la costumbre belga de consumir mejillones. Me sorprende muy gratamente vuestra receta.. Bessooss,

    ResponderEliminar
  7. El año pasado cuando visite Begica me quede sorprendida, de la cantidad de mejillones como bien dices que alli se pueden comer, y la gente de alli se tomaban ollas y ollas, la verdad que estaban muy ricos, como estos que te han quedado divinos. Mil besicos

    ResponderEliminar
  8. Que delicia! luce de maravilla verdaderamente.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!