02 abril 2013

Soletitas de sardinillas con tomate y espinacas


¡¡¡AAAyyy!!! Que tiempos aquellos cuando en casa de mis padres abríamos unas latas de sardinillas con tomate para cenar con una buena ensalada bien vinagrosa y pan reciente... uuummm, me rechupeteo solo de acordarme. 

Pocas son las ocasiones en las que hoy en día abro una lata para comerla así, sola, con un poco de pan, mi hija si que lo hace bastante, le encanta merendar una latita de calamares o mejillones en escabeche...


Tenía pensado hacer empanadillas corrientes con el relleno de atún y huevo de siempre pero mi mente de "bloguera-cocinera" ideó estas soletitas mucho mas chulas a la vista y con un relleno diferente. 
Espero que os guste.

Ingredientes para 8 unidades:

- 16 obleas de empanadilla
- 1 cebolla pequeña
- 1 ajo
- 1 huevo
- 1 lata de sardinillas con tomate
- 200 gr. de espinacas (frescas o precocinadas)
- sal y aceite






Preparación:

Preparamos el sofrito del relleno. Pochamos levemente la cebolla en un chorrito de aceite, añadimos el ajo picadito, rehogamos un minuto hasta que dore y añadimos las espinacas, salpimentamos y mezclamos y dejamos cocer hasta reducir.


En un bol mezclamos la verdura con las sardinillas que desmenuzaremos.
Añadimos un chorrito mas de tomate frito si fuera necesario (al gusto).
Reservamos.


Preparamos las tapas de las soletitas haciendo pequeños cortes en 8 de las obleas y estirando con cuidado con los dedos para abrir, reservamos tapadas con un paño húmedo para evitar que se sequen.


Precalentamos el horno a 200º.
Colocamos en la bandeja cubierta con papel vegetal las 8 obleas que hacen de base y con una cuchara ponemos el relleno en el centro. 
Pintamos los bordes con agua fría y colocamos la tapa adaptándola con cuidado a la base que fijaremos con los dedos.
Sellamos la soletita haciendo pequeños pliegues hacia adentro como indican las fotos.


Pintamos con huevo batido.


Horneamos a 200º unos 25 minutos a media altura hasta dorar.
Dejamos templar en una rejilla.


Calentitas y recién hechas están exquisitas, y al día siguiente en frío como aperitivo con una cervecita son todo un lujo.







Una delicia con muchos nutrientes!!

9 comentarios:

  1. Que delicia de aperitivo chicas...hummmm

    ResponderEliminar
  2. Uhmmmmmmmmm....que bueno....!!! Es que las sardinillas con tomate no se que tienen pero me encantan, ya desde pequeño me las hacia mi abuela en bocadillo!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ole y ole, pero que buena pinta tiene, estas son las cenitas que le gustan a mis nenas, muy ricas, besos

    ResponderEliminar
  4. Dí que sí!!! Tienen una pinta estupenda y hay que cambiar un poco de las originales de siempre. Me encanta la combinación de sardinillas y espinacas y también la forma y dibujo con quedan al final. De presencia no pueden estar mejor y me ha gustado que se puedan tomar tanto recientes como al día siguiente.
    ¡¡Qué recuerdos me traen a mi también ese tipo de cenas del que hablas!! Hace tiempo que no me como una latita de sardinas y eso que me gustan mucho... Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de las que le gusta cenar con una lata, sobre todo de sardinillas en aceite de oliva con un buen chorrito de limón.
    Eso sí, a estas soletillas te aseguro que no les digo que no
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que tengan espinacas. Yo era más de abrir la latita de mejillones o de anchoas, pero han quedado estupendas y muy apetecibles.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Me parece una receta fantástica, chicas....os superáis cada día...
    Un besote,
    Mar

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!