12 octubre 2012

Turrón de guirlache


¡¡Muchísimas felicidades a todas las Pilares del mundo!!!

En este día tan especial para ellas, sin poder evitarlo como es lógico, recuerdo a mi abuelita Pilar, esa abuela que siempre ves joven, porque viste de color, se pinta los labios y el colorete, va siempre bien peinada (mi abuela nunca tuvo ni una cana) y huele bien y sobre todo tiene la energía suficiente para jugar contigo hasta la extenuación.


Se volvía loca conmigo y desde muy pequeñita año tras año en este día, cuando nos reuníamos en su casa alrededor de una mesa llena de manjares, su pensamiento era llevarme algún día a visitar Zaragoza y ver juntas a "La Pilarica"... desgraciadamente eso nunca ocurrió, cuando fui mas mayor una grave enfermedad la imposibilitó a continuar con todos sus planes y creo que por eso nunca he ido a esta ciudad, ni he visitado la catedral para ver a esta virgen de la que mi abuela era tan devota. Eso lo tenía que haber hecho con ella :-). Hace muchos años que ya no está con nosotros así que creo que ya va siendo hora de que "por ella" haga una visita a la capital "mañica"

Como no podía ser de otra manera el colofón de estas reuniones familiares era este postre que sacaba con los cafés y que mi hermano y yo escondidos en la cocina ya habíamos mordisqueado antes de comer :-)

Dos "días del Pilar" lleva Lacajita en su haber y mi asignatura pendiente desde el año pasado era preparar este dulce, no podía dejarlo pasar ni un año mas... y con lo sencillo que es aquí está:

Ingredientes:
- 400 gr. de almendras tostadas enteras
- 400 gr. de azúcar
- Un chorrito de miel
- Zumo de medio limón










Preparación:

En una sartén amplia ponemos a calentar, siempre a fuego suave, el azúcar, la miel y el zumo del limón.


Removemos hasta que consigamos una consistencia de miel.


Retiramos del fuego y añadimos las almendras.
Mezclamos bien y muy rápido hasta que la mezcla quede homogénea y las almendras bien repartidas.
(Si se nos endurece muy pronto el azúcar pondremos de nuevo la sartén al fuego suave otro poco hasta mezclar completamente) 


Engrasamos un molde amplio y vertemos la mezcla que dejaremos enfriar en un lugar fresco (no en nevera).


Una vez listo desmoldamos ...


... lo cortamos al gusto y ya podemos degustarlo.


Mi abuela lo ponía en el centro de la mesa y cada uno "pellizacaba" su trozo al gusto...


También podemos cortarlo en porciones individuales, tabletas de turrón o en barritas, ideales estas últimas para llevar al colegio o al trabajo como tentempié de media mañana. 


5 comentarios:

  1. Mmmm que rico! ya empiezan los turrones!! feliz puente! besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, este tipo de postres en casa nos pirran, te copio la receta para mis tiburones que caseros quedan mejor que comprados, un beso

    ResponderEliminar
  3. Un bonito homenaje el que le haces a tu abuela, chiquilla, lo orgullosa que estaría de su nieta
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas recetas de van pasando a través de generaciones, y con lo golosa que soy seguro que me encanta

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito homenaje a tu abuela y qué receta más sencilla y sabrosa.

    Bss

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!