01 enero 2013

Dip de tomates secos


¡¡¡FELIZ AÑOS A TODOS!!!. Me imagino que estaréis hartos de cocinar platos super elaborados, así que os voy a dejar una de esas recetas a las que se les puede sacar un partido inmenso. Yo la preparé para que sirviera de picoteo en una reunión familiar, pero está exquisita como salsa para un plato de pasta, como acompañamiento para un plato de carne a la plancha, y deliciosa con unas patatas asadas.

Es de estas recetas tan sencillas que da hasta apuro publicarlas, pero como he dicho, su uso es tan versátil que merece la pena ponerla.






Ingredientes:

50 gr. de tomates secos
1 diente de ajo
1 cucharada de orégano
3 filetes de anchoas
200 ml de nata
pimienta



Preparación:

Ponemos a hidratar los tomates en un bol con agua templada durante 30 minutos.


Ponemos en cualquier robot de cocina los tomates bien escurridos y secados con papel absorvente (yo usé la thermomix, pero antes usaba otro procesador de vaso)


Picamos los ajos (yo le suelo poner dos dientes, pero quizá quede demasiado intenso) y los añadimos, al igual que las anchoas troceadas, el oregano y la pimienta .


Trituramos todo y añadimos la nata.


Y ya está.


Con unos nachos o unas regañás cae en un "plis plas"


Bon appétit

5 comentarios:

  1. Mi querida amiga, todo lo que tenga tomates secos me gusta, y desde luego esta cremita despues de tanta receta elaborada, va de perillas hacerla, espero que el comienzo del año sea maravilloso. Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  2. Muy ricos, yo quiero desearos un feliz año besos

    ResponderEliminar
  3. Hola chicas el día 1 y ya vuestra primera receta, y ademas tiene una pinta estupenda sois incansables besitos

    ResponderEliminar
  4. Pues que no te de apuro ponernos este dip para el próximo vinito que nos tomemos juntas ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!