06 enero 2013

Roscón de Reyes


El año pasado Elena, estrenando su THMX, fue la primera en lanzarse a preparar el primer Roscón de Reyes de Lacajita y como no podía ser de otra manera, yo, la otra costilla de Lacajita tenía también que meter mi experiencia. Sin THMX, con muchos miedos y sin preparar masa madre, ya que he leído muchas recetas de roscón y la mayoría no la usan, me lancé sólo con la ayuda de mis manitas a prepararlo con toda la ilusión para mi familia en este día tan especial.... pero por si acaso tenía uno comprado en un obrador para asegurarme el desayuno... al final nos comimos este y el otro jejeee... no os asustéis es que éramos diez a desayunar ;-) 



Ingredientes:

- 300 gr. de harina
- 100 gr. de azúcar
- 75 gr. de mantequilla (en pomada)
- 2 huevos
- 125 ml de leche tibia
- 25 gr. de levadura fresca
- ralladura de naranja
- una cucharada de ron
- una cucharada de aroma de azahar
- una pizca de sal
- almendras fileteadas
- azúcar para decorar
- fruta escarchada





Preparación:

Deshacemos la levadura con los dedos en la leche y dejamos reposar unos 15 minutos.


Mientras preparamos la mantequilla en pomada, la cortamos en daditos pequeños y la derretimos parcialmente al microondas, removemos con un tenedor y metemos a la nevera unos 10 minutos.


Vamos tamizando la harina mezclada con la pizca de sal, hacemos un pocito en el centro donde añadimos el azúcar.


Pasado el tiempo necesario añadimos la ralladura de naranja y vertemos la leche, removemos parcialmente con la harina del centro hasta conseguir una papilla.


Sacamos la mantequilla de la nevera y removemos con el tenedor hasta conseguir una textura parecida a un puré de patata denso (en pomada), añadimos a nuestra mezcla junto con el ron, el agua de azahar y una yema de huevo.


Removemos bien y vamos incorporando la harina de los laterales poco a poco hasta homogeneizar completamente.
Enharinamos nuestra mesa de trabajo y boleamos la masa, sin trabajarla demasiado, la colocamos en un bol amplio ligeramente enharinado y dejamos reposar tapado con un paño en un sitio cálido hasta que doble su volumen, yo uso el horno a 50º.


Pasada al menos una hora, amasamos de nuevo un minuto hasta sacarle el aire, elegimos nuestra "sorpresa" en mi caso elegí una moneda de 2 euros que envolvemos en papel de film y al darle forma de rosco a la masa introducimos en un lateral.
Colocamos en la bandeja de horno sobre papel vegetal y dejamos de nuevo fermentar otra hora tapado con papel de horno y el paño.


Ahora toca decorar, pintamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y colocamos la fruta escarchada y las almendras.
Horneamos a 160º en posición media con calor arriba y abajo durante 25-30 min.


Dejamos enfriar y listo.


¡¡Con un chocolate, café o cola cao calentito un desayuno o merienda ideal para este día!!



¿Se han portado bien con vosotros los Reyes magos?


7 comentarios:

  1. ¿¿¿Dos euros??? ¿Y a quién le han tocado?. Je, je, con la crisis yo he metido en el mio una sorpresa de otro año ;)

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A miiiii!!! jajaaaa y no hay tongooo!!
      ;-)
      Nieves

      Eliminar
  2. te ha quedado estupendo!!!
    un beso y Feliz dia de Reyes

    ResponderEliminar
  3. Fantastico,no hay nada como un roscón casero.Yo este año también hice mi primer roscón y no vuelvo a comprar ninguno.:)
    Un besazo chicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo aún tengo que hacer alguno mas para cogerle el punto perfecto... el truco está en practicar ;-)
      Nieves

      Eliminar
  4. Mi querida amiga, estoy segura que el comprado al lado de este, se quedaria por los suelos, te ha quedado divino, y con una miga que se ve deliciosa, yo me quedo sin duda con el hecho por tus manitas. Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues precisamente la textura de la miga es la que tengo que "perfeccionar" pero el sabor era perfecto ;-)
      Nieves

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!