11 enero 2013

Spanakoitákia de roquefort (pañuelos de espinacas y roquefort)


Tengo guardada la receta del spanakoitákia desde hace bastante tiempo, pero cuando no era por una cosa era por otra, al final siempre se quedaban en la carpeta de pendientes. La Spanakoitákia es un pastel griego cuyo relleno son espinacas y queso feta principalmente. Este pastel se puede hacer también en raciones individuales y mi idea era prepararlo en pequeños "pañuelos"

Hace poco, leyendo unas recetas para la thermomix, me encontré con unos pequeños pasteles que me recordaron enseguida a los spanakoitákias. Llevaban queso roquefort en lugar de feta y algún fruto seco. Así que mezclando un poco las dos recetas me puse manos a la obra.

Todos los que probaron los spanakoitákias quedaron sorprendidos y se quedaron con ganas de más. De hecho me han pedido que los prepare de nuevo, y hay alguno que está esperando que los ponga en "La cajita", así es que no lo demoro más. Espero que os gusten.



 

Ingredientes:

300 gr. de hojas de espinacas frescas
80 gr. de almendras crudas
60 gr. de uvas pasas
100 gr. de queso roquefort
100 gr. de aceite de oliva
1 paquete de pasta philo
50 gr. de mantequilla
1 huevo
1 cucharada de semillas de sésamo
80 gr. de crema de queso
Sal

Preparación:

Ponemos en el vaso de la Thermomix las pasas y  las almendras y le damos unos golpes de turbo para picar en trozos grandes. A continuación añadimos el aceite y programamos 4', velocidad cuchara y temperatura varoma. (yo había puesto ya el aceite cuando le dí al turbo)


Agregamos las hojas de espinacas con un poco de sal y programamos 2', velocidad cuchara, temperatura varoma y giro a la izquierda. con la espátula vamos removiendo por la boca de la tapa para que vayan bajando las espinacas y se rehogue todo de forma uniforme.



Como véis esto también se puede realizar en una sartén o en una olla. Cuando tengamos las espinacas rehogadas añadimos el queso roquefort en trozos, removemos bien y ponemos a escurrir en el cestillo de la thermomix (o en cualquier colador grande), sobre un plato hondo para recoger todo el jugo que suelte.

Cortamos la pasta filo en tiras de unos 6 cm (yo dividí en tres cada hoja de pasta philo). Derretimos la mantequilla en el microondas y vamos pintando con ella las tiras de pasta. La pasta philo se seca enseguida, por lo que debemos poner un paño limpio y húmedo sobre las hojas que están en espera mientras hacemos el primer lote de spanakoitakias (tengo que leer el nombre cada vez que lo escribo, je, je)


Ponemos una cucharadita de la mezcla de espinacas en un extremo, y vamos doblando la tira en ángulo, cubriendo la primera vez las espinacas y luego doblando cada vez. Vamos colocando los pañuelos (ya está bien de usar el "palabro") sobre la bandeja de horno.


Cuando tengamos todos los pañuelos preparados, pintamos con el huevo batido y espolvoreamos por encima las semillas de sésamo. Los metemos al horno previamente calentado a 180º durante 10'. Veremos que están listos cuando estén con un color dorado bonito.


Mientras se hornean batimos la crema de queso con el jugo que escurrió en el plato cuando rehogamos las espinacas.


Servimos calientes acompañadas de la salsa de queso


Crujientes ¡ummm!¿Cómo has dicho que se llama esto?

¡Uff!" spanosequé". Mira mejor pañuelos de espinacas y roquefort, je, je


¿Ricos? No, riquísimos


Bon appétit




11 comentarios:

  1. Mira que me gusta el roquefort pero nunca lo he probado con espinacas así que me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Yo estaba deseando que los publicaras, que buenos y con ese nombre difícilmente se me olvidará la receta ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero seguro que se te olvida el nombre, je, je

      Bss

      Elena

      Eliminar
  3. Hay que probar esta receta,que vaya nombre más complicado.....jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la receta. Tengo unas cuantas laminas de pasta filo en mi congelador y ya se para que las voy a usar.Gracias por la receta.Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo los seguiré llamando pañuelos, me parece mucho más fácil, y el relleno me ha gustado mucho.
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Hola, guapi
    Te he dejado un premio en mi blog. Se que hay gente a la que no le interesa el tema pero a mi me ha encantado compartirlo contigo. Espero que aunque no sigas todo esto de los premios a los blog, al menos no te moleste
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los seguimos, pero nos molesta, al contrario nos halaga que pienses en nosotras.
      Bss

      Eliminar
  7. jor, que pintaza, no soy amante del roquefot y aun así los probaré porque a mi maridin si que le gusta y mucho.
    Besines y feliz año.

    ResponderEliminar
  8. Me pasa como a tí, los tengo pendientes y nunca encuentro el momento de hacerlos, con lo riquísimos que están
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Pues asi en pequeños pañuelos queda una presentacion preciosa, y seguro que su sabor es una verdadera delicia, los ingredientes me encantan. Un abrazo

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!