03 enero 2013

Tarta de nueces, manzana y chocolate


 De nuevo vuelvo a las mezclas que más me gustan, en esta ocasión las nueces y las manzanas. Son ingredientes que nunca me defraudan y que siempre tengo en casa, por lo que me permitieron improvisar una tarta para el 90 cumpleaños de mi suegro.

La cosa estaba complicada, la vispera llegué a casa más tarde de lo habitual, y me puse a hacerla a eso de las diez de la noche. Al principio no pensaba preparar ninguna tarta, ya que el cumple era en día laborable. A la salida del trabajo (en una población cercana a Madrid), tenía que ir a recoger a mi madre (en otra población cercana a Madrid), para juntas ir a Madrid, al restaurante donde mi suegro iba a soplar las 90 velitas, o por lo menos dos con los dígitos 9 y 0, je, je. Con esa expectativa no podía hacer nada.


Una vez sentada en el sofá, pensé que si hacía una tarta sin cremas, bien podía salir conmigo a las 8:00 h. de la mañana, y aguantar en el coche hasta la hora de la celebración, así que dí un salto, me fui a la cocina y empecé a abrir armarios. "¡Grrrrrrrr! ¡No tengo harina de repostería!"  No me lo podía creer. Cuando ya me volvía con la cabeza gacha para cobijarme en un sillón, me acordé del preparado de bizcochos Dr. Oetker que tenía en la despensa. ¡Estaba salvada! Me puse manos a la obra inmediatamente.

 
Ingredientes:

Un preparado de bizcocho Dr. Oetker
4 huevos
80 gr. de mantequilla
150 gr. de nueces
1 manzana golden grande
50 gr. de azúcar moreno
2 cucharadas soperas de perlas de chocolate Dr. Oetker
150 gr. de chocolate 


Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es el bizcocho siguiendo las instrucciones de la caja, para ello ponemos el contenido de preparado de bizcocho Dr. Oetker en un bol y añadimos los 4 huevos y dos cucharadas soperas de agua. Batimos bien con las varillas eléctricas a velocidad fuerte.


Derretimos la mantequilla 30'' en el microondas y la incorporamos a la mezcla. Ahora batimos a una velocidad más flojita. 


Vertemos la masa en el molde previamente engrasado. Si lo horneasemos ahora, tendríamos un bizcocho súper esponjoso, pero nosotros queremos algo más, así que añadimos las perlas de chocolate Dr. Oetker, repartiéndolas por toda la superficie. A continuación descorazonamos una manzana golde grandecita y la partimos en gajos que vamos distribuyendo por la masa.


Ayudados de una picadora, y sino a mano, que no hay escusas, picamos las nueces de forma gruesa. Las mezclamos con el azúcar moreno y cubrimos con ellas toda la superficie de la tarta.


En el horno previamente calentado a 180º metemos el molde cubierto con papel alumnio, para que no se nos queme el azúcar, y lo tenemos durante 30'. Pasado ese tiempo retiramos el papel de alumnio y seguimos horneando 15' mas. Estará lista cuando al pinchar con una brocheta esta salga completamente limpia.


Fundimos el chocolate en el microondas con una cucharada sopera de agua, ponemos en una manga o en el utensilio que utilicemos con boquillas y decoramos.


Mi cuñada dijo que había quedado una tarta muy "goyesca", je, je


Llegó a su destino sin ningún problema


 Y pudimos disfrutar de su jugoso relleno y la esponjosidad del bizcocho




Bon Appétit




7 comentarios:

  1. Parece que no pero siempre hay que tener un as en la manga y estos preparados Dr. Oetker son geniales para salir del paso y salen super ricos ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Supongo que tu suegro estará estupendo, y no se perderá tus tartas por nada del mundo. Yo tampoco me las perdería.

    ResponderEliminar
  3. Creo que llego tiempo a por un trocito para el cafe...se ve super rico! un beste

    ResponderEliminar
  4. Bueno que que pinta tan rica tiene

    ResponderEliminar
  5. Que pinta tan rica, se ve muy esponjoso. Tu suegro se pondría bien contento. Besos

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!