05 diciembre 2012

Risotto de ajetes y calabacines



El risotto es otro plato de la cocina italiana que me encanta, porque al igual que la pasta admite un montón de combinaciones. Los italianos definen al risotto como "minestra asciuta", es decir, sopa seca. A diferencia de la paella, el risotto es más cremoso, pero cremoso, no caldoso. El grano tiene que quedar al dente, pero ligado con el resto de ingredientes.

Muchas noches en las que llego a casa cansada y con pocas ganas de tirarme horas en la cocina, recurro a estas recetas que nos permiten tener en media hora una cena estupenda. El risotto que mas se hace en casa es el de setas y nueces o el milanesa, pero el de ajetes y calabacines está también riquísimo.



Ingredientes:

150 gr. de  ajetes
1 calabacín mediano
2 medidas de arroz (vaso)
4 vasos de caldo de pollo
150 gr. de queso emmental rallado
1 vaso de vino blanco
mantequilla (yo no le pongo)
Aceite de oliva
Sal


Preparación:

En una sartén, rehogamos los ajetes picados con aceite de oliva. Los italianos hacen esto con mantequilla, pero yo prefiero si puedo evitar la mantequilla lo hago. Pasados 5' añadimos el calabacín muy troceado. Removemos otros 5'.


Añadimos el arroz y removemos bien. Yo con el arroz solo me apaño con medidas de tazas o vasos. No se hacerlo de otra manera a no ser que siga una receta, pero no es el caso de este risotto.


Echamos un buen chorro de vino blanco, yo he usado un rioja y dejamos reducir a la mitad.


Bajamos el fuego a media intensidad y añadimos el caldo de pollo, pero poco a poco, dejando que el arroz vaya "bebiendo" el caldo, y según se consuma añadimos un poco mas y dejamos que vaya cociendo el arroz hasta que esté al dente. Normalmente durante 20'.


Cuando el arroz está al dente, mezclamos el queso y removemos todo junto, dejamos 5' en reposo.


Y servimos inmediatamente.


 




Bon appétit

12 comentarios:

  1. Con lo que nos gusta el arroz en casa seguro que este risotto nos encanta. Me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Pues menos mal que no tenias ganas de cocinar y estabas cansada que menudo risotto rico te salió ;-) muy ricos ingredientes!!
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Es uno de mis platos favoritos, ya que le puedes echar de todo.
    Así con el calabacin ha de quedar muy suave.
    Muacs

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los risotos y este aunque no le he hecho nunca, me imagino lo rico que tiene que estar.
    Tomo nota .
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Que bueno este rissotto, con calabacín y espárragos una delicia
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  6. Si juntamos los ajetes, los calbacines y lo ajetes sale un plato de 10.
    Sencillo (de pocos ingredientes) pero con todo un señor sabor.
    Me encanta.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  7. Que rico rissotto chicas!!:)Un beso
    http://cocinandoconanni.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Tengo la absoluta seguridad que este risoto es un acierto, con ajetes y calabacin...delicioso!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues una idea deliciosa, para una cena rapida, como bien dices, de esas noches que no se tienen ganas de estar horas en la cocina, me ha parecido un rissoto muy rico con ese toque de ajetes, creo que no tardare en hacerlo. Mil besicos

    ResponderEliminar
  10. por lo que se ve y con esos ingredientes, delicioso, bsts

    ResponderEliminar
  11. Delicioso, este seguro que sera mi próximo risotto, besos y feliz puente
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Qué buen plato!

    Un risotto es siempre una opción bienvenida en mi casa. Nos gusta a todos. Bueno, la verdad es que creo que "gusta" a todos porque no conozco a nadie que le haga feos.

    Os ha quedado de fábula.

    Bss

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!