21 diciembre 2012

Tarta mousse de limón y gin tonic


El gin tonic fue puesto de moda por los soldados británicos que estaban en la India. La tónica, al llevar quinina servía para combatir el paludismo, y algunos dicen que añadieron la ginebra a la tónica para evitar el sabor amargo que tenía, aunque yo creo que cualquier escusa era buena para justificar el tomar alcohol.


Desde hace algún tiempo, se han puesto de moda los gin tonic, y vemos en restaurantes y bares de copas, unas largas cartas de ginebras y tónicas que hasta hace apenas tres años, la mayoría de nosotros no conocíamos.

Con fresa, con pepino, con pimienta.... Ahora es difícil decidirse por una combinación concreta.

A mí particularmente no me gusta la ginebra, por lo que no he sucumbido a la moda, pero mi marido si. En vista de eso llevaba varios meses dándole vueltas a prepararle una tarta de gin tonic para su cumpleaños. Estaba claro que el gin tonic iría en forma de gelatina. Yo había comido hace un par de años unas fresas con gelatina de gin tonic y aunque no me gusta la bebida me parecieron exquisitas. En cuanto a la mousse barajé distintas posibilidades, pero al final me quedé con la de limón porque era con la que iba a conseguir mejor el efecto.


Por supuesto, como siempre me tiene que pasar algo, esta vez tuve problemas con el desmoldado, y aunque pasé un cuchillo muy afilado, los bordes de la tarta se quedaron a dentelladas, "c'est la vie" :)

Menos mal que gustó mucho, sobre todo al cumpleañero.

Ingredientes:

Para la base de galletas:
200 gr. de galletas
100 gr. de mantequilla

Para la crema:
300 gr. de crema de queso
500 gr. de nata para montar
250 ml. de leche
4 cucharadas soperas de azúcar
3 limones (zumo)
2 sobres de gelatina de limón Dr. Oetker

Para la gelatina:
6 hojas de gelatina Dr. Oetker
100 gr de azúcar
200 ml. de tónica
110 ml de ginebra
250 ml. de agua
1 lima para decorar

Preparación:

Ponemos las galletas en la THMX  y pulverizamos 10'velocidad 5. Añadimos la mantequilla y mezclamos 10' velocidad 5.

En un molde desmoldable, ponemos la masa de galletas cubriendo bien toda la base. Si ponemos directamente el aro del molde sobre la fuente en la que vayamos a servir la tarta, tendremos menos problemas, ya que a veces es difícil quitar la base del molde.

Esta masa de galletas se puede hacer en cualquier robot de cocina. También se puede hacer en un bol machacando las galletas con un pequeño mazo

Reservamos en el frigorífico para que vaya endureciendo la base.



Ponemos la leche en el vaso y programamos 7' velocidad 2, 90º. Luego añadimos la gelatina de limón y programamos 15'', vel. 2. añadimos el zumo de los limones, la crema de queso y el azúcar y programamos 20'' vel. 2.


Podemos poner la leche al fuego y apagar justo antes de que rompa a hervir. Añadimos la gelatina y disolvemos bien para que no queden grumos. Añadimos el zumo de los limones, el azúcar y la crema de queso y mezclamos bien todo hasta obtener una crema homogénea.

Montamos la nata y mezclamos con cuidado con la crema anterior.




Dejamos que se enfrie y volcamos esta mezcla sobre la base de galletas.¡OJO! para que no os pase como a mí, es conveniente que forréis el molde con papel de horno, así no se pegará tanto al molde.

Cortamos unas rodajas de lima y las ponemos en posición semivertical, clavadas en la mousse. Podemos usar rodajas de limón, pero el color de la lima es más llamativo.

Dejamos enfriar al menos durante 4 horas en el frigorífico. Yo la dejé 12 horas.


Ahora empezamos con la gelatina de Gin Tónic. Si la hacemos en la THMX, primero ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fria durante 5'. Ponemos en el vaso el azúcar y el agua y programamos 3' velocidad 1 100º. Luego añadimos la ginebra, la tónica y la gelatina disuelta  mezclamos 15' velocidad 2. Reservamos esta mezcla.


Podemos hacer la gelatina en un cazo. Primero ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fria durante 5'.  y en un cazo ponemos el agua y el azúcar y cuando el azúcar está disuelta retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas añadimos la ginebra y la tónica y dejamos reposar hasta que pierda el calor.


Sacamos la mousse del frigorífico y vertemos por encima la gelatina que todavía estará líquida. Para evitar que se rompa la mousse, ponemos una cuchara y vertemos sobre ella la gelatina, así evitamos que caiga a chorro. Dejamos templar y luego metemos de nuevo en el frigorífico.

La gelatina se va colando por los laterales, y acaba saliendo a la bandeja, pero no pasa nada porque eso se quita muy bien antes de desmoldar, aunque también se puede poenr papel de cocina alrededor del molde para que absorva el sobrante.
La tarta debe reposar un mínimo de 2 horas en el frigorífico. Desmoldamos y si tenemos problemas como me pasó a mi, metemos la punta de un cuchillo y la vamos pasando por el borde.


Las velas se las puse en otra tarta que había preparado por si tenía algún percance con esta, pero esa ya os la mostraré otro día.


Jugosita




Y muy fresca


Bon Appétit

9 comentarios:

  1. Yo también me he pasado al gin tonic y desde luego me apunto a esta tarta, que delicia.
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Me parece que habéis dado en el clavo para estas fiestas.....
    Que paséis unas fiestas estupendas......un besote muy fuerte.
    Mar

    ResponderEliminar
  3. Se ve estupenda, una combinación ideal para el postre de los adultos en estas fechas. Me encanta!
    Felices fiestas chicas!
    Lxx

    ResponderEliminar
  4. Vaya tarta tan rica ahora mismo si pudiera me comía un trocito, que rico,Te quedó estupenda.Besos y Felices Fiestas que el 2013 venga con muchas alegrías.Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que rica, esta tarta para después de una comida o cena de las que nos esperan estos días esta pero que muy bien. Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  6. Bonita y deliciosas, yo quiero un poquito, Felices Fiestas a las dos besos

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí si me gusta el gin tonic. Tiene una pinta buenísima. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Se podría sustituir la crema de queso por otra cosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, puedes hacerla con cualquier otra crema o mousse que te guste, pero que sea blanca.

      Eliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!