14 agosto 2011

Miyama San


¿Restaurantes japoneses en Madrid?
Muchos, pero yo nunca había entrado a ninguno, no sé, me imagino que será la ignoracia de no saber que pedir, no saber que te vas a encontrar, sobre todo en cuestión de precios, hay que decir que tienen fama de ser caros...
Hasta que los "Pedros", unos amigos de los que ya os he hablado en alguna ocasión nos recomendaron este, por su decoración, elegancia, buena hacer de los platos, materia prima y sobre todo precio, absolutamente asequible.

Tengo que ser sincera, ha sido una experiencia que sólo podría denominar como "extraña".
Pero según pasaba el tiempo y llegaban los platos se iba arreglando por momentos y la relajación y el bienestar empezaba a notarse en el ambiente.

Al igual que la callejuela donde se encuentra, que pese a localizarse en el mismo centro de Madrid es difícil de ubicar, la puerta de entrada pasa desapercibida por completo, una puerta negra con un sencillito cartel nos anuncia el nombre del restaurante.


Fijándonos un poco mas en la fachada, vemos que se encuentra en el bajo del edificio y que las ventanas inferiores decoradas con pájaros de colores y plantas verdes corresponden con el lugar.
Se divisa desde ellas una barra repleta de comida y gente comiendo en ella, una costumbre muy japonesa, que te hace dudar, ¿tendré yo que comer también en la barra?

Al bajar las escaleras negras que nos llevan al salón, completamente decorado en madera oscura, ténuemente iluminado, con mesas claritas, chiquititas y música muy relajante, se te acerca un español, que se supone que es el maitre y te acomoda.


La mesa sin muchos cachivaches contiene una servilleta por comensal, unos palillos, unos vasos...


...el detalle del búho azul pensamos que sería como regalo para llevártelo a casa, jeje, pero es para colocar los palillos una vez utilizados...



...y una tinaja con salsa de soja, con un platito pequeño que de momento no sabíamos para qué servía, creímos que era para el pan, pero éste ni lo olimos.


Después de lavarte las manos con una toalla caliente, te entregan la carta que, aunque muy bien explicadita, describiendo los platos perfectamente, por lo que en todo momento sabes lo que vas a comer, te da la sensación de estar perdido, como un pulpo en un garaje...

Risas y nervios por no saber que pedir, nos decidimos por platos al azar... entonces el maitre nos recomendó algo mas y nos dejamos llevar y comenzó el desfile de "platitos", y digo bien, todo era "pequeñito"...

Comenzando por la albóndiga de pollo en salsa de soja (no me acuerdo exactamente del nombre) que encabezó el desfile como aperitivo.


Como entrante:
"Rollitos de anguila ahumada sobre salsa de naranja":
Rollito de una masa fina rellenos de anguila ahumada, con corazón de pepino y lechuga decorada con hilos de pimentón y regada con salsa de naranja dulce.


Le siguió:
"Sashimi de Chicharros" 
O jurel, como mejor lo conozcáis.
Una fina loncha de este pescado en crudo sobre una cama de hielo, regado con limón y acompañado de una flor de jengibre y una "salsa verde", que pica como el demonio. NO LA PROBÉIS, jeje.


Seguimos con 6 piezas de "Maki de Toro":
Rollitos de alga y arroz con corazón de ventresca de atún crudo.


Aquí es donde hay que dar uso al misterioso platito que pensamos que era para el pan.
Es para echarte un chorrito de soja en él y mojar los Makis en ella.
Bueniisimo...

Y el plato estrella que nos recomendaron y especialidad de la casa:
"Dragón Maki"
Tacos de anguila y atún rojo con corazón de aguacate coronado por caviar rojo sobre salsa de eneldo y wasabi.


Sin palabras, no he comido nada igual en mi vida, excepcional.


No pedimos postre, lamentablemente, porque habíamos decidido comernos un heladito en otro sitio y al pedir la cuenta nos trajeron esta cucada de dulces japoneses.:
Galletita de té verde y mantequilla, y delicias de chocolate negro con pistachos y de chocolate blanco con piña.


Y la cuenta 32 euros en total, sin incluir la bebida... 
¿Queréis probar?
試してみたい (Tameshite mitai)


6 comentarios:

  1. Gracias por la información guapetona, veo que al final la cosa se arreglo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves y Elena para seros sincera yo solo he ido en una ocasión a un restaurante japones, tras la insistenicia de mi hija que es una forofa de estos sitios y del sushi, la comida la note un poco extraña sobre todo algunos sushis, pero bueno a lo mejor es mi paladas, besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la info, por si un día me dejo car por Madrid.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola! que bien os cuidais. OS recomiendo también la web Comer Japonés, sobre restaurantes japoneses en Madrid. Son muy majos, me asesoraron una vez por Facebook.

    ResponderEliminar
  5. no conocía el sitio pero gracias por la información porque me ha gustado mucho y la comida japonesa nos gusta, osea que visita asegurada¡¡
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  6. Recuerdame que te cuente mi experiencia con el wasabi y el jengibre la primera vez que los tomé, je, je Bss (Elena)

    ResponderEliminar

Nos gusta saber tu opinión sobre lo que hacemos. Si haces la receta, tu experiencia. Si te parecen suficientemente claras o no las explicaciones. Sabemos que con las prisas de hoy en día no siempre podemos comentar, pero de tus comentarios también aprendemos.

¡No te cortes!